martes, 27 de julio de 2010

Gabinete duro en gobierno de Martinelli

PANAMÁ
Crisis internacional, desempleo juvenil y criminalidad en lista
Como se comentaba en la primera parte del análisis (Inforpress anterior), uno de los problemas que tendrá que enfrentar el nuevo gobierno de Martinelli será común a todos los países del istmo: las consecuencias de la crisis internacional. A pesar de las perspectivas de escaso crecimiento, las previsiones mantienen a Panamá en números positivos, gracias al comercio obligado por el Canal y a que es una de las principales plazas de inversión internacional.

Por ahora, las decisiones económicas de Martinelli se han orientado a conseguir mayores ingresos al fisco por la vía de la lucha contra la elusión y la morosidad, en especial con las empresas concesionarias del Estado ( Inforpress 1807). Otra de sus medidas económicas anunciadas es una reforma del sistema tributario, que incluiría la eliminación del impuesto llamado CAIR , específico para aquellos que alcanzan unos determinados ingresos, y en su lugar la extensión del Flat-Tax , un impuesto plano para todos los contribuyentes. Según algunos sectores estas reformas tributarias podrían perjudicar los precios de la canasta básica, mientras que beneficiarían a las familias de mayores ingresos.
Al mismo tiempo, el gabinete ha anunciado algunas medidas de tipo asistencial, muy extendidas por la región en esta época de crisis, como el pago a ancianos sin jubilación o la construcción de viviendas a precios accesibles.
Sin embargo, fuera de los aspectos económicos que Martinelli asume con espíritu empresarial, tendrá que enfrentar retos más sociales como por ejemplo el desempleo de la juventud. Durante el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009) la tasa de desempleo se redujo del 13.8% al 7.2% (Indexmundi), pero la Organización Internacional del Trabajo ( OIT ) ubica a Panamá como uno de los países con mayor tasa de desempleo entre los jóvenes, 18.9% según datos para el 2008 (sólo superado por República Dominicana con más de 30%; y seguido de Costa Rica con 13.9%, El Salvador con 12.4%, Nicaragua 8.6%, Honduras 5.1% y Guatemala 4%). – Informe “Juventud y Trabajo Decente” OIT, 2008-
Y éste no será el único conflicto laboral que tendrá que enfrentar. Durante este mandato se intentará cerrar el Tratado de Libre Comercio que se negocia con Estados Unidos, lo cual implica la reforma del Código Laboral. Éste será uno de los puntos sensibles que el nuevo presidente tendrá que negociar con los sectores afectados, y donde se podrá comprobar su habilidad para manejar la coalición de partidos que le llevó a la victoria así como unos sindicatos que se muestran reticentes a negociar sus derechos.

¿Estado protector o represor?
El ascenso de la criminalidad es otro de los problemas sociales que enfrenta la población como un fenómeno reciente en el país. La juventud es, también en este caso, el grupo más afectado. En los dos años anteriores la criminalidad creció a nivel nacional un 18%, de acuerdo con cifras del Ministerio de Gobernación y Justicia. Y los datos más preocupantes tienen que ver con el aumento de las armas de fuego. El 46% de los atendidos en urgencias hospitalarias, en 2008, fueron por heridas provocadas por armas de fuego, y en su mayoría fueron menores o jóvenes de entre 15 y 34 años.
Según la Fiscalía Auxiliar de la República, los robos a mano armada casi se duplicaron entre 2007 y 2008, pasando de 1,524 a 2,363. Y es que la población civil se está armando hasta niveles sin precedentes: de 2004 a 2008 se reportó un aumento de 233% en la entrega de permisos para portar armas de fuego, según la Dirección de Investigación Judicial. Según las estadísticas, entre 2004 y 2007 se otorgaron 3 mil 527 permisos de porte de armas, tan solo de enero a octubre de 2008 se entregaron 2 mil 456 permisos de esos permisos.
Por todo ello la seguridad será uno de los temas estrella del nuevo gobierno, sin embargo, para algunas organizaciones cívicas y de derechos humanos, la dirección que se avizora no es del todo satisfactoria. Una de las promesas electorales de Martinelli , con respecto a este tema, fue la derogación de dos decretos ley aprobados por el gobierno de Martín Torrijos (dentro de un paquete de reformas a la seguridad), que tenían por objeto combatir el crimen y la violencia urbana, pero el nuevo gobierno ya anunció que esto no será posible por ser ya los mismos ley de la República. Los dos artículos en cuestión fueron la censura previa y prohibición de protestas públicas cerca de sedes policiales. El paquete completo de decretos aprobados por Torrijos que reformaron los cuerpos del Estado y que fueron tildados por grupos cívicos como remilitarización del Estado, fueron la creación del Servicio Nacional de Fronteras y del Servicio Nacional Aeronaval, la modificación de la Ley de Policía Nacional para permitir que sea encabezada por un oficial de carrera y la creación del Servicio de Inteligencia Nacional ( Inforpress 1768).
Pero el nuevo gabinete ha ido más allá. El Partido Alternativa Popular ha denunciado mediante Panamá Profundo que considera “rasgos preocupantes del gobierno electo” por sus “rasgos autoritarios”: “el equipo de seguridad lo conforman el militar Gustavo Pérez , como jefe de la policía, que fue parte de la élite del General Noriega durante el régimen militar; José Raúl Mulino , ministro de Gobierno y Justicia, que ya ha anunciado “que no permitirá el cierre de calles”; y el nuevo secretario anticorrupción que es primo de Martinelli y ex empleado de todos los gobiernos anteriores, Núñez Fábrega .
Alternativa Popular, encabezada por su Secretario General, Olmedo Beluche , ironiza en sus manifiestos: “el Ministro (Raúl Mulino) informó a la ciudadanía que había sostenido una conversación de cinco horas con él (jefe de la policía, Gustavo Pérez) para que cambiara su `mentalidad militar´ por la de policía, que es la que necesita la comunidad. Haberlo sabido antes, y hubiésemos aplicado la misma fórmula para convencer en su momento a Noriega y su Estado Mayor de que abandonaran su `mentalidad militar´. ¡Cuánto nos hubiéramos ahorrado todos!”.
Algunos de los anuncios realizados hasta ahora por el equipo de seguridad no han dejado de ser controvertidos, como el endurecimiento del régimen penal de menores o la orden de Mulino de “disparar a cualquier recluso que intente evadirse de la cárcel” de La Joya, calificada de “peligrosa y desesperada” por los propios funcionarios de prisiones y especialistas en criminología.
La visión del nuevo gabinete sobre el aumento de la criminalidad ha ido más allá de las decisiones locales. Martinelli es consciente de que el crimen organizado en torno a actividades ilícitas que circula por la región es una de las causas del aumento de armas de fuego y de los homicidios. Por ello el presidente de Panamá, junto con Felipe Calderón , mandatario mexicano y Álvaro Uribe , de Colombia, anunciaron el mismo día de la toma de posesión de Martinelli , que pondrían en marcha una Gran Alianza para enfrentar el crimen organizado y las “narco-mafias” que operan en la región.

1 comentario:

Crosby dijo...

Señores Juventud por un Cambio Político, especialmente al señor René Franco. Quiero expresar mi asombro por la publicación de este artículo Gabinete “duro” en gobierno de Martinelli, el cual corresponde a la Edición 1808, y fue publicado el 17/07/2009, en nuestro sitio www.inforpressca.com
Me ha sorprendido porque ustedes no tienen autorización para publicarlo, y quisiera que por favor aclaren esta situación con Inforpress Centroamericana, semanario que publicó este artículo escrito por la periodista española Marta Nocete. Esperaré una respuesta. El Editor.